Sexo en internet
5 octubre, 2013
El masaje erótico de Chanel
23 octubre, 2013

Problema moral

Hola, quería comentaros mi experiencia en el centro de masajes eróticos, Isla del Masaje.
Tengo ya unos cuantos años y hace ya tiempo que me quede viuda. Desde entonces había sentido la necesidad de satisfacer mis necesidades sexuales pero nunca me había atrevido hasta hace poco.
Como la oferta de masajes eróticos en Barcelona es amplia, hice una busqueda en internet, hasta que encontré la web de la Isla del Masaje en la que ofrecían servicios para mujeres.

Hablé con una chica muy profesional que me convenció para probar con su masajista.

Fue muy bien, tuve 2 orgasmos increíbles (igual por el tiempo que llevaba sin tener ninguno) y el chico se porto de maravilla conmigo. Dulce y atento en todo momento me ayudo a subir a la camilla y a disfrutar del momento.

El problema me surgió cuando quise repetir. Después de pedir hora con una semana de antelación, cuando llegué a recibir mi masaje erótico, el chico no había llegado porque tuvo un problema personal que lo retrasaría un poco.

Para no esperar, la chica de la entrada me sugirió que el masaje me lo diera una de las chicas que trabaja en el centro. Si con el chico fue fantástico, con ella fue increíble. Como mujer, sabía como y donde tocarme para hacerme disfrutar del momento. Jamas en mis más de 60 años, había disfrutado tanto como en aquel masaje erótico.

Y ahí está mi problema; mis convicciones morales me dicen que el masaje debe hacérmelo un hombre pero mi cuerpo me pide repetir con la chica.

En cuanto me decida, escribiré otro mensaje para explicar por quien me he decidido para mi tercera sesión de masaje erótico en la Isla del Masaje,

Todo un descubrimiento….