Masaje a medida
10 diciembre, 2014
Regalo sorpresa de mi mujer
9 enero, 2015

Masaje erótico a medida (2)

Si alguien sigue este blog de experiencias igual se acordará que hace un tiempo expliqué que había reservado hora para un masaje a medida y que además era sorpresa diseñado por Eva.

He tardado un poco a explicaros lo que paso pero es que necesitaba recuperarme del masaje y de las fiestas de estos días.

Lo primero felicitar a Eva; impresionante el servicio desde el principio hasta el final. No me enteré de nada hasta que empezaron a pasar cosas; todas compinchadas con ella para deleite de mis sentidos…

Eso si fue un poco curiosa la tarde (la verdad es que estuve allí bastante rato); fueron pasando cosas que le añadieron el punto divertido al masaje.

Después de esperar un ratito, me acompañaron a la sala que me habían reservado y apareció Lorena. Que puedo contar de ella: guapísima, con un cuerpo impresionante, sexy y provocativa pero a la vez muy cariñosa y sensible cuando hace falta… me gusta no puedo evitarlo.

Nos metimos en la bañera con espuma y estuve un rato jugueteando con ella hasta que con un francés me llevó a mi primera «relajación» (si habéis hablado con Eva ella lo llama así, discreción hasta en esos detalles).

Me dejó en el agua un momento y salió por la puerta tapada solo con una toalla y volvió a entrar acompañada de Paola. Se metieron las dos en el agua conmigo y estuvimos un rato más acariciándonos y riendo.

Luego me acompañaron  a la camilla y ahí empezó a acelerarse todo. Empezaron dándome un masaje a 4 manos hasta que Paola se fue debajo de la camilla a hacerme un francés mientras Lorena me daba un masaje Nuru.

Fueron intercambiando posiciones, hasta que Lorena se levantó, cogió el teléfono y pidió tatami….

Tatami, ¿Qué es tatami?

Les llevaron unas sabanas con las que cubrieron lo que yo pensaba que era un sofá, me dejaron tumbado en la camilla y Paola y Lorena se subieron al tatami.

Todo empezó con un beso entre ellas pero fueron cogiendo velocidad y del beso pasaron a las caricias y de las caricias a… Se lo estaban montando ellas y me habían dejado en la camilla! Yo pensaba que vería un espectáculo increíble para luego continuar el masaje pero no. Al poco de empezar ellas dos Lorena me preguntó si seguiría mirando o quería jugar con ellas.

No me lo pensé dos veces y me apunté al mejor trío que he vivido jamas. No se lo que duró y no recuerdo bien lo que paso, solo recuerdo cuerpos entrelazados, caricias, besos, sensaciones.

Acabaron conmigo y quedamos un rato abrazados los 3 mientras recuperabamos la respiración.

No tengo mucho más que añadir, aparte de lo de siempre….

¿A que esperáis? ¿Os vais a quedar leyendo lo que cuento o vais a probarlo?

¿Os sabéis el teléfono o os lo doy?  Lo tienes a la derecha de esto que os cuento.

Llama ya, pregunta por Eva y dile que quieres uno a medida como el mio. Igual es lo mismo pero, puede que lo cambie y tengas alguna sorpresa.

Os cuento la próxima aventura!