Barcelona central del placer
17 febrero, 2015
Mi mejor día en Barcelona y mi mejor masaje erótico
2 marzo, 2015

Masaje erótico en pareja

Hola, mi mujer y yo somos una pareja madura, llevamos casados bastantes años, y cada año cuando llegan los reyes, tenemos la misma pregunta, que nos regalamos?

En los últimos años, ya dejamos de regalarnos trastos y nos inclinábamos más por concertar algún pequeño viaje con dos o tres días de estancia en algún hotel de alguna localidad no muy lejana.

Este año pensamos en hacer algo diferente, y se nos ocurrió la idea de hacernos un masaje, pero que no fuera el tipo de masaje convencional, es decir un masaje digamos “picantillo”.

La verdad, es que nuestra relaciones sexuales se habían convertido en bastante anodinas, incluso se nos había pasado por la cabeza lo del cambio de parejas o algo parecido, pero de momento no lo tenemos demasiado claro.

Así que buscamos por internet, y no tardamos en encontrar la Isla del Masaje. Nos pusimos en contacto, le comentè a Eva lo que queríamos, esto es, un masajista femenino para mí y otro masculino para ella, pero en la misma sala. Llegamos al local, y a mi mujer ya la estaba esperando Christian, bastante majo, por cierto, en cuanto a mí, tuve que hacer un pequeño casting entre cinco bellezas, me decidí por Sofia.

Sofia, autentico bombón, me hizo sentir como en las mil y una noches, gracias a sus expertas manos. En cuanto a mi esposa, que voy a contar, primero Christian la masajeo en la bañera, para pasar a la camilla, y acabar en ¡el tatami¡. Estando yo apunto de alcanzar el climax, cuando oí a mi mujer, gemir de placer, Sofia y yo, no pudimos evitar de reir disimuladamente; yo, ya no aguanté ni 30 segundos en hacer lo mismo.  Lo único que lamento es no haber visto directamente el masaje que Christian le hizo a mi mujer, pues me hubiera gustado verla estremeciéndose con su excelente trabajo. Pero eso será otra historia.