Experiencias

Ellos: Cuando menos te lo esperas

0 Flares 0 Flares ×

Os cuento mi experiencia en la Isla del Masaje de Barcelona. Me ha costado un poco decidirme a enviarla pero al final me he sentado a escribir porque me lo pasé muy bien y fue divertido como empezó todo.
Era por navidad, estaba en Barcelona de compras y tenía mucho rato libre. Estaba por la zona en la que se encuentra la Isla del Masaje y daba vueltas buscando un restaurante en el que pasar el rato hasta que abrieran las tiendas por la tarde.
Pasé por delante de la puerta de la Isla del Masaje y me dije, hoy no voy a hacerme masaje pero le desearé felices fiestas a Paola que siempre me trata muy bien.
Así que entré y me encontré con Paola. La saludé y estuvimos charlando un rato hasta que me dijo, ¿sabes que tenemos muchas chicas nuevas? Le comenté que no quería entrar que solo era para saludar aprovechando que estaba allí al lado. Ella insistió y me dijo, “pasa al espejo y las ves, sin compromiso, así la próxima reserva ya sabes con quien hacerla”….
Me pareció buena idea y le dije que si. Entré al espejo y vi a una chica que me gustó. Mira si me gustó que acabé entrando con ella. Me contó que era su primera semana allí; estuvimos hablando mientras me hacía el masaje sensitivo y parecía tímida. Luego siguió con el masaje erótico y el Nuru, pero todo cambió cuando me pidió que me diera la vuelta; la timidez desapareció para aparecer la leona que llevaba dentro.
El francés con el que terminó el masaje erótico fue de los mejores que me han hecho nunca.
Paola me hizo entrar y me dejé convencer pero no me arrepiento para nada de “haberme dejado”.

Nuevas señoritas, nuevos servicios