Experiencias

Parejas: Lecciones de masaje erótico

0 Flares 0 Flares ×

Hola, quiero compartir lo que hice en la Isla del Masaje con mi pareja. Somos una pareja muy activa sexualmente y nos gusta probar cosas nuevas. Compartimos nuestras fantasías y intentamos satisfacerlas mutuamente.

Un día curioseando experiencias de otras parejas, me topé con uno de los textos publicado en esta web. Primero pensé que era un foro, pero luego vi que era la web de un centro de masajes eróticos en Barcelona.

Nosotros no somos de Barcelona ciudad pero un día que estaba allí me acerque y entré a preguntar. Hablé con Ester, muy simpática y agradable y me contó que posibilidades podíamos explorar en su centro. Como nunca habíamos añadido a otras personas en nuestra relación, decidí probar una sugerencia de ella que me resultó interesante.

En vez de que una chica le diera un masaje a él, yo misma sería la que le daría el masaje y ella me haría de guía y me enseñaría como hacer yo misma el masaje erótico a mi chico.

Reservé día y hora y dejé a Ester que eligiera a la masajista adecuada para el servicio.

Sin contarle nada a él, nos presentamos en la Isla del Masaje el día reservado y nos acompañaron a la sala. Llegó la masajista y nos preparó la bañera de espuma en la que estuvimos jugueteando un rato mientras ella nos contaba lo que haríamos.

Salimos de la bañera y el se tumbó en la camilla. Empezamos con el masaje relajante en las piernas y fuimos subiendo hacia la espalda y los hombros. Con mucha paciencia ella guiaba mis manos y mis movimientos. Cuando acabamos el masaje, me hizo subir a la camilla y untarme el cuerpo con aceite. Todo era muy sensual y lo hice lentamente mientras el me miraba en el espejo como me acariciaba.

Así empezó mi primera sesión de masaje Nuru… como masajista erótica!. Me deslizaba por su espalda recorriendola con mi cuerpo. Nunca había hecho nada igual,pero creo que yo disfruté igual o más que el.

Después se dio la vuelta y me explicó como hacerle un masaje glanderiano. Después la masajista me sugirió acabar con un francés pero le pedí si podía dejarnos solos para completar esa experiencia en la intimidad.

Esa fue nuestra primera y inolvidable experiencia en la Isla del Masaje pero no la última. Hemos repetido varias veces más y ya hemos probado otras cosas que el primer día no hicimos. Recomendable 100%.

Otro día explicaré más de nuestras experiencias.

Nuevas señoritas, nuevos servicios